Bella Venecia, un símbolo italiano.

Venecia. Foto: Julio Bernardovich.

Venecia.
Foto: Julio Bernardovich.

Siempre existe la excusa perfecta para pisar Venecia, cualquier cosa vale pero lo que sí es cierto que se debe visitar la ciudad una vez en la vida. Es una experiencia maravillosa que yo desde luego no olvido y guardo buenos recuerdos del regalazo que le hicimos a mi abuela, se ve que llevamos en la sangre esto de viajar.

Piazza San Marcos desde el agua. Foto: Harshlight.

Piazza San Marcos desde el agua.
Foto: Harshlight.

-Visitar la plaza San Marcos: Se podría decir que es el símbolo de Venecia y además aquí están concentrados la Basílica de San Marcos, el Campanile y el Palacio Ducale.
Para entrar a la Basílica se puede hacer de manera gratuita por eso es normal que haya una cola enorme, se puede reservar la visita de manera online por lo que podremos ahorrarnos un buen tramo de dicha cola. Dentro hay varios museos por los que se debe pagar, aquí ya sois vosotros los que mandáis, yo no entré en ninguno pero me quedé con muchas ganas de visitar el Museo de San Marcos en el que hay unas copias impresionantes de los caballos que están en la fachada, además se puede subir a la terraza y disfrutar de las vistas.
Al lado de la Basílica está el Palacio Ducal, también de pago, pero impresionante por dentro aunque lo más interesante seguramente sea visitar la prisión, que viene incluido en la visita, por donde pasaremos por el puente de los suspiros, el famoso puente en el que se dice que los presos suspiraban antes de entrar a dicha prisión.
Frente a la Basílica está el Campanile de San Marcos ahí podremos comprar el billete y ascender en ascensor hasta la cima, se pueden sacar unas imágenes increíbles de los tejados de las casas.

Canal de Murano. Foto: Lpiepiora.

Canal de Murano.
Foto: Lpiepiora.

-Visita a la isla de Murano:
Como ya dije cuando reservamos el hotel nos regalaron un viaje en un taxi acuático a la isla de Murano y a una fábrica de vidrio. El viaje es claramente muchísimo más divertido que en un ‘vaporetto’.
Nada más llegar nos mostraron como elaboraban los artesanos el vidrio, esta fue una visita súper educativa que la recomiendo al 100% sobre todo si vamos con niños. Después nos perdimos por la isla, nos llevamos unas pulseras y unos collares de cristal de Murano para regalar. Una curiosidad de la isla es que si os fijáis las casas están pintadas de colores llamativos, las pintaban así los marineros para que los días de lluvia y niebla supieran atisbar su casa y llegar.                                                                                            -Visita los 6 barrios de la ciudad: O en italiano, sus sestrieri Castello , San Polo, Dorsoduro, Santa Croce , Cannaregio, y San Marco.

Gran Canal.

Gran Canal.

-Pasea por el Gran Canal en vaporetto: Es la arteria principal de Venecia, lo ideal y económico es coger un ‘vaporetto’ (Línea 1 y Línea 2, más corta esta última) y recorrer el Gran Canal de una punta a otra, podremos observar la cantidad de edificios históricos que hay.
-O en Gondola: Si tenéis ese capricho y disponéis de la economía suficiente, más o menos entre 100 y 150 euros dependiendo del tiempo del paseo, podréis disfrutar de una ruta por los canales de Venecia. Esta fue una de las visitas de las que prescindimos pero aún así si vais en pareja o si simplemente os apetece no dejéis pasar la oportunidad de disfrutarlo. Es una de las cosas pendientes que haré la próxima vez que vaya.
-Busca una de las calles más estrechas del mundo: Para más pistas la calle se llama Calleta Varisco y mide unos 50 centímetros de ancho.

Puente Rialto. Foto: Peter Broster.

Puente Rialto.
Foto: Peter Broster.

-Puente de Rialto y mercado: Si quieres llevar la experiencia Venecia al extremo puedes pasearte por este puente cuando esté abierto el mercado. Existe desde hace más de mil años y principalmente se vende pescado, frutas y verduras entre otros, es muy agradable ir paseando entre la gente local y meternos más en su cultura.

Dónde dormir:
Acabaré comentando el hotel en el que nos quedamos, muy cerca de la estación de trenes nos alojamos 4 noches en el Hotel Arcadia. No era un hotel a todo lujo, no. Actualmente parece ser que se ha renovado y ha modernizado sus habitaciones. Lo mejor y lo que más disfrutamos fueron los desayunos en un salón histórico, realmente bello con una vista a la calle preciosa. Con el hotel nos regalaron una visita a Murano en un water taxi.
HOTEL ARCADIA
Rio Terà San Leonardo 1333
Cannaregio, 30121 Venezia, Italia
Tel +39.041.717355 Fax +39.041.714361

http://www.hotelarcadia.net/