Covadonga en Cangas de Onís, Asturias, uno de los sitios más bellos de España.

Puente de Cangas de Onís

Sin duda este es uno de los lugares más bonitos que he visitado hasta el momento. Situado en el Concejo de Cangas de Onís, parte oriental de Asturias  por lo tanto de los Picos de Europa , es un tranquilo pueblo tradicional que destaca por su emblemático puente romano construido en el año 1.300 en el cual se encuentra colgando el símbolo de Asturias: La Cruz de la Victoria.

Para comenzar nuestra visita a Covadonga debemos dirigirnos desde Cangas de Onís hacia Soto de Cangas en donde nos encontraremos con una rotonda muy bien señalizada que nos indicará que debemos coger la primera salida para llegar a nuestro destino: Covadonga.

Tras 7 kilómetros, lo que ponía el cartel, y sin desviarnos empezaremos a ver la Basílica de Covadonga, debemos llegar hasta otra rotonda que nos indicará su entrada. No tiene pérdida ya que podremos observar, según la época del año en que visitemos el lugar, su movimiento de turistas y visitantes.

Basílica de Covadonga

La Basílica de Covadonga, nuestra primera parada después de dejar Cangas de Onís, fue construida en el s.XIX en medio del Cerro del Cueto. Espectacular e imponente su color rojizo y estilo neorrománico ha hecho que sea centro de peregrinación .

Dentro de este conjunto podemos encontrar la Campana de la Santa Cueva, situada antes de dicha cueva, la Santa Cueva, el museo de Covadonga, la Fuente de los Siete Caños o el llamado Parque del Príncipe. Si se quiere visitar el museo es importante tener en cuenta el horario.

Ya si hemos llegado a este lugar recomiendo visitar lo que para mi es mi lugar favorito, el que considero el paisaje más bonito de España (hasta el momento) los lagos de Covadonga.

Para llegar hemos de salir de la Basílica hasta la rotonda de nuevo y seguir recto sin volver por donde hemos venido, sin desviarnos llegaremos a el lago Enol después al lago Ercina.

Mirador de la Reina

Mirador de la Reina

Mi última visita fue en invierno y es increíble la paz y tranquilidad que allí se respira, no había nadie por lo que la visita fue absolutamente espectacular.

Lago de Enol

Lago de Enol

Creo que las fotos hablan por sí solas. Espero que estén de acuerdo conmigo, disfruten el paisaje.