Desierto de Danakil, el infierno de la tierra con temperaturas de 55º.

Foto: Achilli Family Journeys.

Foto: Achilli Family Journeys.

Creíamos haber oído que El Valle de la Muerte era el punto más caliente del mundo y nos impresionábamos cuando veíamos los reportajes en que freían un huevo en el suelo. Pues debo deciros que en Etiopía existe lo que llaman “el infierno de la tierra”. Con temperaturas diurnas de 55º, ésta región ubicada en el noreste de Etiopía, entre el Mar Rojo y el Nilo Azul, adentrándose en Etiopía, desdibuja la frontera con la enemiga declarada de Addis Abeba.

Foto: Achilli Family Journeys.

Foto: Achilli Family Journeys.

Zona peligrosa y no por lo inhóspita que pueda ser sino debido a los grupos armados separatistas que la circundan. Las agencias de viaje recomiendan conocerla por foto, sin embargo hay quien se arriesga a cambio de tener una foto que cualquier día lejano pueda quedar sumergida por las aguas del Mar Rojo, ya que los movimientos de la tierra están a la orden del día y en ella hay más de 30 volcanes activos.

Foto: Achilli FamilyJourneys.

Foto: Achilli FamilyJourneys.

En esta zona encontramos a Dallol en la parte septentrional del Valle del Rift, está bajo el nivel del mar y es un cráter volcánico que actúa como una caldera atrapando el calor. Con un campo de cráteres freáticos en la llanura salina de la sierra de Erta Ale, son los conductos de magma más bajos del mundo. Se trata de un desierto con zonas por debajo de los 116 metros bajo el nivel del mar.

Foto: Achilli Family Journeys.

Foto: Achilli Family Journeys.

Desde hace más de 2 mil años vive en esta región la etnia Afar, mayoritariamente nómadas que cuidan de los pocos animales que consiguen sobrevivir a este duro clima y además se dedican a la extracción y comercialización de los mares de sal que inundan este desierto.

Foto: Achilli Family Joureys.

Foto: Achilli Family Joureys.