Gastronomía Cántabra.

La cocina Cántabra es una cocina tradicional dentro de una gran variedad de pescados y mariscos que ofrecen las frías aguas del Cantábrico, siendo especialmente conocidas las anchoas de Santoña y consideradas como las mejores anchoas de España, las almejas de Pedreña, la merluza, el bonito, las sardinas, el besugo y el rodaballo.

santander
Si la opción de cárnica, Cantabria tiene una raza autóctona de vacuno, la Vaca Tudanca. De producción destinada a la carne también produce una leche muy cremosa que puede ser utilizada para la elaboración de productos lácteos.
Aunque no es una región típicamente hortícola, tiene algunas zonas donde se producen muy buenos verduras, como los pimientos de Isla, los limones de Novales y los garbanzos de Liébana, base del cocido lebaniego.
No solo es famosa por sus carnes o pescados. También su gastronomía es rica en quesos y postres.
En cualquier bar, por muy humilde que sea, de carretera o de puerto, se puede comer bien y a un precio muy solidario. Entre los platos que recomendamos no se vaya el visitante sin probarlos (y si el tiempo acompaña) son:
Cocido Montañés: Plato típico de la comida Cántabra, sus ingredientes básicos son la berza y la alubia a las que se le añade carne de cerdo como chorizo, morcilla, tocino.
Es un plato fuerte que a menudo se suele servir separadas las alubias y la berza de la carne de cerdo como primer y segundo plato.
Cocido Lebaniego: Parecido al cocido montañés sustituyendo las alubias por los garbanzos de Liébana y acompañado además por cecina, chorizo y morcilla. Un plato recomendado para después de un día de excursión por los montes.
Sorropotum o Marmita: Guiso de bonito y patatas, muy semejante al marmitako vasco. Este plato se realiza en toda la costa teniendo nombres diferentes en función del lugar donde se cocine. Se llama Sorropotum en San Vicente de la Barquera y Marmita en Santoña o Laredo.
Y no se puede negar a tomar el postre y acompañarlo con un licor de Potes y un buen queso, que dicho sea de paso, son fruto de la excelente producción láctea de la región.
Sobaos pasiegos: Originarios del Valle del Pas, son parecidos a la magdalena pero realizados con mantequilla y no tienen nada que ver con los industriales.
Quesadas: Hojaldres de diferentes formas en función de la región. Son conocidas las Corbatas de Unquera, sacristanes de Liérganes, polkas de Torrelavega y Pantortillas de Reinosa.
Queso de Cantabria, queso suave que se elabora en toda la región con leche de vaca frisona, aunque es originario del valle del Pas, Queso Picón Bejes-Tresviso, propio de los Picos de Europa, en concreto de los pueblos Bejes y Tresviso y elaborado con leche de vaca, cabra y oveja que se madura a cierta altitud en cuevas naturales y los Quesucos de Liébana, quesos tiernos y blandos de suave sabor y de pequeño tamaño que pueden estar elaborados con leche de vaca, oveja o cabra o mezcla de todas ellas y pueden estar ahumados, destacando entre los éstos los ahumados de Áliva, Brez y Lomeña.
Licores: Aunque antiguamente Cantabria tenía varias zonas de viñedos, en la actualidad sólo la comarca de Liébana produce el vino Tostadillo, vino dulce, ligero y difícil de encontrar.
La bebida que se elabora tradicionalmente en la comarca de Liébana, desde la alta Edad Media es el aguardiente “Orujo de Potes”.