Islas vírgenes del caribe

Desde tiempos muy remotos y me remonto a la época del descubrimiento de América o de las invasiones piratas, el Caribe ha sido territorio muy codiciado para aventureros. Su clima, sus playas, su mundo virgen y sus riquezas llevaron a exploradores y vándalos hasta sus islas.

Hoy día siguen siendo motivo de visitas (esta vez turísticas) que no siempre se comportan como tal, muchas veces pareciéndose a los mismísimos piratas puesto que no comprenden la importancia de cuidar y proteger el medio ambiente. Pequeños espacios de tierra rodeados de aguas turquesa, tibias, suaves y cristalinas cuyos pobladores relajados en su ritmo de vida nos llevan a pensar en que el paraíso probablemente no es como nos lo cuentan si bien está más cerca de lo que nos imaginamos.
Dotadas de naturaleza virgen que invita a la actividad, a la exploración o al ocio, en ellas podemos disfrutar de bosques húmedos, fondos marinos inimaginables y cielos tranquilos para desarrollar el deporte en cualquiera de sus variedades.
Y es que el Caribe es un mundo aparte. Gran combinación de vuelos desde cualquier parte del mundo y en especial desde Estados Unidos, extensa variedad de cruceros con arribo a varias islas a la vez de manera de disfrutarlas en un solo viaje y la facilidad de no necesitar pasaporte para visitarlas.
Sea cual sea la isla que recorra, en todas encontrará un paraíso particular y se llevará un recuerdo para volver. A continuación resumo las más importantes desde mi punto de vista y de obligada visita:

 

Saint John. Foto: Yawper.

Saint John.
Foto: Yawper.

Saint John
Esta es una de las islas más divertidas de las tres que componen territorio de EEUU. Siendo en su mayor parte playa y bosque protegidos (60% parque nacional), cumple con las premisas de preservación del medio ambiente aunado a al desarrollo local sostenible para no ver afectada su naturaleza. Y es que con la gran cantidad de cruceros que las abordan a diario es necesario mantener ciertas normas en cuanto a hostelería y hospedaje.
Su fácil acceso vía marítima o vía aérea, además de su cultura caribeña (calypso y reggae), su gastronomía con frutas y vegetales como ingrediente, su espacio ideal para buceo o senderismo o unas vacaciones tranquilas sin bullicio comercial, éste puede ser su destino ideal.

 

Saint Thomas. Foto: Anthony Quintano.

Saint Thomas.
Foto: Anthony Quintano.

Saint Thomas
De las tres islas norteamericanas, ésta es la que más población tiene. Igual que la anterior, un paraíso para el buceo o el senderismo aunque con más actividad comercial. Con sus decenas de perfumerías, tiendas de lujo y sus joyerías por excelencia, en ella pueden realizar algo más que disfrutar de la naturaleza los amantes de las compras prueba de ello está en el pueblo colonial Charlotte Amalie.
Como actividad en familia recomiendo visitar el Coral World, parque marino con infinidad de especies acuáticas donde poder observarlas sin necesidad de mojarse.

 

Saint Croix.

Saint Croix.

Saint Croix
Hasta los años 80 y antes de que el huracán Hugo pasase sobre ella dejándola practicamente desolada, ésta fue la más poblada del archipiélago de EEUU y la más conocida bien sea por sus playas, su cultura o su gastronomía. En la actualidad es una isla tan tranquila como las otras dos, siendo los pueblos de Christiansted y Frederiksted los más frecuentados por los turistas.