La Colina de las Cruces, Lituania.

Colina de las Cruces. Foto: Kyle Taylor.

Colina de las Cruces.
Foto: Kyle Taylor.

Nos vamos hasta Lituania, precisamente hasta la ciudad de Šiauliai la 4ª más grande del país. A unos 20 kilómetros está una de las atracciones más famosas: La Colina de las Cruces.

La historia de la aparición de las cruces se remonta allá por el 1236 cuando se fundó la ciudad para defenderse de los ataques de la Orden de los Caballeros Teutones , años después empezaron a aparecer cruces en la colina que se convirtió como un lugar simbólico para el pueblo el cual usaba la colina para misas y festejos religiosos.

 

Colina de las Cruces. Foto: Kyle Taylor.

Colina de las Cruces.
Foto: Kyle Taylor.

Pasaron los siglos y Rusia se apoderó de Lituania, las batallas que se libraron dejaron muchos muertos por el camino por lo que la gente empezó a usar la colina como un símbolo para todos los caídos y el lugar se convirtió en un centro de peregrinación y de libertad para los lituanos.

 

Colina de las Cruces. Foto: Arian Zwegers.

Colina de las Cruces.
Foto: Arian Zwegers.

Después de la primera Guera Mundial en la que los alemanes conquistaron Lituania y pasada la segunda Guerra Mundial que volvió a ser Rusia la que conquistaría Lituania,  las cruces de la colina se habían multiplicado. Sin embargo los rusos hicieron lo imposible para evitar que se siguiera poniendo cruces: quemaron la colina, trataron de inundarla, pasaron apisonadoras por encima… Pese al esfuerzo de los rusos en destruir la colina cada noche aparecían cientos de cruces.

 

Colina de las Cruces. Foto: Londoncyclist.

Colina de las Cruces.
Foto: Londoncyclist.

Finalmente en 1985 la guerra contra las cruces paró y la colina volvió a ser la colina de la fe. Un símbolo de libertad que fue usado durante años como emblema ante la opresión.

En 1993 fue visitada por el Papa Juan Pablo II que donó la Gran Cruz de Leño con Cristo de Bronce. Actualmente se dice que la colina tiene más de 100 mil cruces.