La misteriosa mansión Winter.

winterr

La Casa Winter es un hermoso palacete en ruinas situado en un lugar apartado y escondido de la vida rural o urbana y en la playa de Cofete en Fuerteventura. La villa actual está edificada en 1946 encima de otra que existió en 1893 en la Selva Negra por el Ing. Gustav Winter. Posteriormente en 1985 fue nuevamente renovada. El hecho de que tan fabulosa casa esté ubicada en un entorno solitario y a mucha distancia del pueblo más próximo, es lo que ha alimentado toda clase de leyendas, pues está construida en terrenos que tienen exactamente la misma forma y en proporción el mismo tamaño que la isla. Además, su posición en estos terrenos casa perfectamente con la posición real de Fuerteventura.
Se ha dicho que sirvió como base de aprovisionamiento para la flota de submarinos alemanes durante la 2da. Guerra Mundial, aunque surge la duda ya que resulta materialmente imposible, por la escasa profundidad de las aguas en la zona. También se dice que sirvió para fiestas de oficiales nazis durante la guerra (la casa no se había terminado) o sirvió como escondite de algún alto cargo alemán. Lo cierto es que hay libros que hablan de algún encargo que el gobierno nazi le hizo a Gustav Winter y que éste se excusó buscando emplazamiento para una fábrica de conservas de pescado y al parecer fue financiado dicho proyecto. Al poco tiempo en 1939-1940 éste adquiere un extenso terreno en el extremo sudoccidental de Fuerteventura donde construyó una casa aislada con acceso al mar y a unas grutas naturales de gran profundidad, ideal para el suministro de combustibles y torpedos a los submarinos alemanes.
Cualquiera de lo que haya sido, lo cierto es que hoy día pertenece a la empresa Lopesan y los guardianes del misterio Winter, los hermanos Mato mantienen viva las leyendas entre sus ruinas que poco a poco se desmoronan pero que aún se puede percibir la majestuosidad en que fue construida y la estirpe de sus propietarios, aunque en la memoria de los majoreros de la época todavía existan los sonidos de las explosiones en la zona y la vieja maquinaria repartida en el terreno.
Si tu intención es visitarla tienes que llegar hasta el sur de la isla y meterte por una carretera de tierra en dirección al faro de Morro Jable pero sin llegar a este, has de desviarte hacia Cofete. Actualmente y según he oído se puede visitar aunque hay gente viviendo en esta casa lo único que piden es la voluntad para poder sobrevivir.
Para más información en la entrada en la que hablo de Fuerteventura, del sur exactamente, explico un poco mejor como llegar a Cofete aunque no tiene pérdida.