Lanzarote, mar de lava. Qué visitar. El norte de la isla.

En la anterior entrada nos quedamos en la bonita zona turística de Puerto del Carmen, municipio de tías.

Después de aquí podemos dirigirnos a la capital Arrecife y caminar un poco por el paseo marítimo, realizar algunas compras, tomar un café, etc. Bordeando el mismo paseo, hacia el norte, podemos visitar el Puente de las Bolas que une el Castillo de San Gabriel y el Castillo de San José que actualmente es Museo Internacional de Arte Contemporáneo. Y lo que para mi es una de las zonas más bonitas de Arrecife es el Charco de San ginés.

Seguimos subiendo al norte, podemos pasar por San Bartolomé aquí está la Casa Museo y el Monumento al Campesino creado por César Manrique que restauró una antigua casa y creó dicho monumento con tanques de agua de barcos antiguos para homenajear el esfuerzo de los campesinos locales.

Teguise, municipio que está por encima a San Bartolomé, fue capital de la isla y es el municipio más extenso de toda la isla.

En la zona este tenemos Costa Teguise hay hoteles, apartamentos, un paseo marítimo, restaurantes y unas playas muy tranquilas. No se crean que es tan animado como Puerto del Carmen pero tiene la ventaja de estar en una zona céntrica.

Ya adentrándonos hacia el pueblo de Teguise pasaremos Tahíche, Nazaret, llegamos a Teguise. Recomendable ir un domingo ya que de 9 a 14h podemos encontrar el mercadillo tradicional.

Aquí mismo entre la C/ del Perejil y la C/ Jose Betancourt encontramos el taller de Manuel Perdomo Ramírez, el museo Mara Mao. A simple vista puede dar un poco de miedo pero cuando vas caminando por el pueblo y de repente te encuentras esta casa tan pintoresca es imposible evitar una sonrisa debido a la sorpresa que te produce.

El Castillo de Santa Bárbara es la construcción más antigua de la isla, situada en la Caldera de Guanapay permitía la vigilancia de toda la costa ahora mismo es el Museo de la Piratería. Abierto todos los días de 10 a 16h , seguramente haya que pagar por entrar.

Pinchando aquí podéis encontrar más información sobre los lugares que podéis ver en la Villa de Teguise, yo solo pongo lo más representativo por así decirlo.

La playa de Famara, está al oeste del municipio.

El último municipio del que voy a hablar es Haría. Su pueblo fue el lugar de muchas invasiones piratas , lo llaman el valle de las mil palmeras o el pueblo de La Bruja.

¿Por qué éste último nombre? Pues porque si os fijáis bien cuando se va subiendo por la carretera hacia este pueblo existen unos miradores. Bien, pues si paramos en uno y afinamos la vista podemos ver que el pueblo desde arriba tiene forma de una bruja volando en su escoba.

Os pongo una imagen nocturna, podéis apreciar la forma?

Este pueblo reune Los Jameos del Agua y La cueva de los Verdes unidos por el mismo tubo volcánico que una vez leí en su día fue el tubo volcánico más largo del mundo.

Normalmente primero se visita Los Jameos del Agua dentro podemos descubrir el lago natural donde habita el cangrejo ciego, hay un pequeño museo y un espectacular Auditorio que aprovecha la forma de la roca para una mejor sonoridad. Está abierto entre semana de 10 a 18h y fines de semana de 10 a 22h. El precio es de 9 euros y 4,5 niños.

La cueva de los Verdes es una visita que sí que la recomiendo 100% es un túnel formado por el volcán de La Corona y como ya dije uno de los más extensos del planeta. Solamente enseñan un kilómetro de los seis que lo forman pero realmente vale la pena. Advierto de que durante la visita hay que agacharse, subir, bajar escalones así que es recomendable que la persona tenga una cierta movilidad.

Está abierta de 10 a 18h, la última visita es a las 17h , durante el verano (hasta el 30 de septiembre) se alarga una hora más. El precio es el mismo que el de Los Jameos del Agua.

El Jardín de Cactus se reconoce porque hay un enorme cactus en la carretera creado también por Manrique. Contiene miles de especies de cactus de todo el mundo.

El Mirador del Río, otra gran obra de César Manrique, la cual se pentra perfectamente con el paisaje de Lanzarote y apenas es perceptible desde el exterior. Me encanta este artista ya que consiguió crear una serie de centros turísticos que se compenetraran con el paisaje sin crear ese daño a la vista que algunos edificios provocan.

Aquí se pueden observar unas vistas maravillosas de La Graciosa y Alegranza.

La visita está disponible de 10 a 17.45h, en verano se alarga una hora más y el precio es de 4,50  y niños 2,25 euros.

Finalmente la última visita que recomiendo realizar es ir a Órzola. Para un día entero se puede coger un barco e ir a La Graciosa y pasar el día en la playa de esta isla. Hay barcos que salen cada hora durante todo el día y ofrece unas vistas de Lanzarote muy atractivas.

Para comer en la calle de La Quemadita número 18 está el Asadero de Pollos Autindara, que aunque diga asadero no tiene nada que ver. El trato es exquisito, las raciones generosas y un precio asequible. Un plato de lapas, una ensalada, una parrillada, queso frito con mermelada, papas arrugadas y un vino de Ye. Te encontrarás en la gloria.

Llegamos al final pero…¿Pensáis que se me ha olvidado lo importante? El Parque Nacional del Timanfaya se merece su propia entrada ¿o no?