Oleoturismo, la ruta del aceite español.

Campo de olivas en Mora. Foto: Un tipo digital

Campo de olivas en Mora.
Foto: Un tipo digital

El aceite de oliva,  llamado oro líquido procedentedel olivo y que los antiguos fenicios en el s. XI dieron a conocer a los españoles, tambien fué conocido en la prehistoria y usado tanto para enriquecer los alimentos como para cosmética, técnicas de masaje así como en rituales sagrados.
Volvemos a la actualidad, la comunidad autónoma andaluza es la principal productora de aceite de oliva con un 32% del aceite mundial y un 83% del aceite español. El también llamado oro verde posee propiedades beneficiosas para los diabéticos, hipertensos, contra el colesterol alto, anticancerígeno en la prevencion del cáncer de piel y es el rey de la dieta gastronómica mediterránea.
No solamente es Andalucía el único lugar que produce aceite en España, existen 27 Denominaciones de Origen: Cataluña, Baleares, La Rioja, Castilla La Mancha, Extremadura y Aragón.
Es por esto que se encuentra en auge el denominado oleoturismo ajeno a las masificaciones y respetuoso con la cultura, tradición y medio ambiente. Renovarse o morir : hasta hace unos pocos años las empresas productoras de aceite se limitaban a ofrecer un producto con un etiquetado sencillo y a un precio asequible. La competitividad ha agudizado el ingenio innovando en este sector y elevándolo a una categoría superior con procesos de producción especiales y presentaciones lujosas que convierten el aceite en un producto delicatesen.

 

Hoteles entre olivos.

Generalmente con una arquitectura rural, alejados de la ciudad, cercanos a extensos campos de olivos, en muchas ocasiones con unos restaurantes que casi se acercan a la estrella Michelín. Cada vez más hoteles ofrecen excursiones a pueblos, bodegas, degustación de comida autóctona cuyo ingrediente principal es el aceite de oliva y la visita estrella generalmente es a alguna de las 1.700 almazaras que existen en España  para conocer su proceso de producción y visitar alguno de los cientos de museos dedicados a la oliva. Así han decidido tematizarse muchos hoteles y asociarse con productores de olivas para enfocarse a un turismo mayoritariamente masculino, adulto y con un poder adquisitivo medio-alto.

 

Museos del aceite de oliva.

Como ya dijimos antes estas instalaciones dedicadas a enseñarnos como es el proceso de extracción del aceite de oliva forman parte de las excursiones y de este nuevo turismo. Podemos encontrar más de 100 museos entre todas las comunidades autónomas productoras.

Andalucía es la comunidad con más museos del aceite: en Navas de San Juan el Museo del Arte del Aceite de Navas de San Juan, en Córdoba la Almazara de Nuñez de Prado, en Casabaronela (Málaga) el Museo Molino de Los Mizos, en (Baeza) Jaén  el Museo de la Cultura del Olivo Hacienda la Laguna. En Cataluña,  Juneda, Lérida La Fundación Parc Temàtic de l’Oli. En Extremadura el Museo Etnográfico Fonzález Santana en Olivenza (Badajoz). En Aragón el Museo Etnológico Casa Fabián (Alquézar, Huesca) y el Museo del Aceite El Torno de Buera en Santa María de Dulcis, Huesca. Continuamos en Castilla La Mancha con el Museo de la Fundación ”Patrimonio Comunal Olivarero” en Mora. En la Comunidad Valenciana El Museo Vivo del Aceite de Muro en Alcoy. Y en Las Palmas de Gran Canaria el Museo Molino de Aceite de El Valle en Santa Lucía, sur de Gran Canaria y declarado Bien de Interés Cultural.