Tradiciones y costumbres de Año Nuevo en el mundo.

Año Nuevo en Times Square, New York. Foto: Cherrypoint.

Año Nuevo en Times Square, New York.
Foto: Cherrypoint.

El comienzo del año tiene un significado especial y mágico en cada punto del mundo. Cada cultura lo celebra de forma especial, para muchos es el comienzo de nuevas metas, para otros es un momento lleno de historia y tradición.

El origen se remonta a hace 4000 años pero fue en la antigua Babilonia (hoy Irak) que en realidad lo celebraban a finales de Marzo, que si lo vemos es bien, tiene sentido ya que es el final del invierno y comienzo de primavera (primeros tiempos), comenzando la vida y sembrando para el próximo año. Fue en el 153 a.c. cuando el senado romano decretó el comienzo de año el 1 de enero porque el calendario se salía de la sincronía del sol.

Tradiciones:

En España, celebramos las 12 comiendo 12 uvas augurando 12 meses de felicidad.En la capital española, Madrid, la gente se reune en la Puerta del Sol para recibir el año y en Barcelona este 2013 lo despedirán en Montjuic con sus ‘castellers’ y el ‘Ser del Milenio’ una figura de más de 15 metros de altura acompañados de fuegos artificiales.

Filipinas asocia la redondez con monedas y riqueza por eso se rodean el 31 con frutas redondas y visten ropas de lunares.

En Venezuela se cenan hallacas y se regalan a los amigos para que el año nuevo les traiga suerte y salen de la casa con maletas para tener un año con viajes.

En Chile abrazar a alguien del sexo opuesto a las 12 para atraer el amor.

En Italia después de la conocida como Cena de San Silvestro se tiran trastos viejos por la ventana y comer lentejas el 1 de enero para augurar un buen año.

En Alemania fundir una barrita de plomo y según su forma, así será la suerte del año. Además brindan en honor a San Silvestre, dejan un poco de comida en el plato para augurar una buena despensa el nuevo año y tiran petardos y fuegos artificiales para ahuyentar los malos espíritus.

En Perú se quema un muñeco relleno de periódico y cosas viejas para quemar todo lo viejo y malo.

Japón, aunque lo que celebran es la preparación para el nuevo año, lo que acostumbran al empezar el mes de Diciembre es limpiar todo, sus casas, sus cuentas e, incluso, a renovar el vestuario, como símbolo de la entrada del nuevo año. Y el día final del año (Omisoka) se degusta con toda tazas de fideos, símbolo de longevidad.

En Nueva York miles de personas se reunen en Times Square para ver bajar la famosa bola de cristal que marca el comienzo de año.

En Sidney los australianos tienen como costumbre acudir a la playa para celebrar la entrada del nuevo año.

Los habitantes de la capital londinense se reunen en los monumentos más emblemáticos de la ciudad para cantar ‘Auld Lang Syne’  y para acabar observan el espectáculo de fuegos artificiales sobre el río Támesis.

En París siguiendo la tradición los franceses se despiden y reciben el año con una copa de champagne o vino en la Avenida de los Campos Elíseos.

En Las Vegas se cierra el acceso al tráfico y todos los afortunados pueden ver un maravilloso espectáculo de fuegos artificiales.

En Edimburgo los escoceses celebran el Festival Hogmanay un festival de invierno que dura 4 días, del 29 de diciembre al 1 de enero y a medianoche de fin de año se congregan junto al reloj de la Torre para celebrar el año.

En Canadá, concretamente en las majestuosas Cataratas del Niágara se realizan dos espectáculos de fuegos artificiales. El primero a las 9 y el segundo a medianoche en el cual ofrecen de manera gratuita conciertos de artistas locales e internacionales.

En Dinamarca rompen la vajilla vieja delante de las casas de sus amigos para demostrarles aprecio. En este caso es mejor tener pocos amigos.

En el Tíbet los tibetanos preparan el comienzo de año limpiando las casas y tirando petardos para ahuyentar los malos espíritus. Los primeros días del año comparten comidas y regalos con los mas allegados.

En Brasil el ‘ano novo’ tiene estrecha relación con el mar. Los brasileños saltan 7 olas porque así creen que les dará suerte y echan flores y velas al mar.

En Israel, Rosh Hashanah, como le dicen al año nuevo judío, suele ser entre septiembre y octubre. Ese día no se trabaja, van a la sinagoga a rezar , para después reunirse con la familia.